¿CÓMO TE PODEMOS AYUDAR?

En Woodward Group entendemos el desafío de la logística.

Select your language

Últimas noticias

Entérate de los últimos acontecimientos en el terreno de la logística

Cambios en el comercio regional con la entrada en vigor del T-MEC

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) fue formulado originalmente en 1990, firmado en el 92, entrando en vigor finalmente en 1994 para crear una zona de libre comercio entre Canadá, Estados Unidos y México.

Su objetivo a largo plazo era la eliminación total de las barreras aduaneras entre los tres países, así como el retirar por completo las restricciones del comercio de vehículos de motor, piezas para estos, computadoras, textiles y productos agrícolas. A diferencia de la Unión Europea, el tratado no creó un cuerpo de leyes por encima de las nacionales de cada país ni organismos gubernamentales supranacionales, siendo un tratado en virtud de derecho internacional.

Su interpretación histórica queda mucho a juicio personal, pues, aunque algunos sostienen que benefició a la economía mexicana, otros argumentan que en realidad aumentó la pobreza de los mexicanos, agravando además el desempleo en EUA.

Sin importar el lente por el que se vea, desde el 2017 empezó la renegociación en Washington, acordando finalmente los términos de un nuevo tratado de libre comercio que entró en vigor el pasado 1 de julio. Se trata del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, (T-MEC) una especie de TLCAN 2.0 que introdujo cambios sustantivos respecto a su predecesor afectando directamente a la economía mexicana y a sus trabajadores. A continuación, exploraremos dichos cambios con el objetivo de identificar las oportunidades que representan para empresas, emprendedores y trabajadores mexicanos.

Seis cambios clave

Aunque los cambios en el nuevo T-MEC con respecto a su predecesor se extienden a través de 12 nuevos capítulos que constituyen extensas modificaciones y adiciones, seis aspectos destacan como los que más afectan en términos de comercio regional, salarios, anticorrupción y cuidado del medio ambiente.

  1. Normas laborales: el salario mínimo en México subió a raíz de la presión impuesta por sindicatos manufactureros estadounidenses y canadienses buscando mantener los trabajos en sus respectivas regiones, pues se fugaban a raíz de que la mano de obra mexicana era mucho más barata.
  2. Normas medioambientales: la Cámara de Representantes de los Estados Unidos impulsó regulaciones ambientales que forzaron al gobierno mexicano a crear “agregados ambientales” que se ocuparán de vigilar la aplicación efectiva de sus leyes y reglamentos en esta materia.
  3. Medicinas: los tres países borraron una norma del antiguo TLCAN que exigía otorgar 10 años de exclusividad a laboratorios en medicamentos biológicos, buscando así la introducción más rápida de alternativas genéricas en el mercado que puedan abaratar los precios de la medicina.
  4. Impacto económico: un análisis de la comisión de comercio internacional de EUA estipuló predicciones que apuntan la generación de 176 mil empleos para ese país en los primeros años del T-MEC, así como un crecimiento del PIB estadounidense por 0.35 porciento.
  5. Comercio digital: cuando el TLCAN se formuló en el 94, el comercio digital como lo conocemos no existía. El T-MEC incluye una exención para bienes distribuidos digitalmente (como software, juegos, libros, música y películas) de pagar derechos aduaneros.
  6. Industria automotriz: la fabricación de automóviles fue de los mayores enfoques de las negociaciones. El T-MEC exige que, para comercializarlos sin aranceles, se asegure que el 75% de su composición sea originaria de la región, asimismo, garantizando que mínimo el 40% de los trabajadores involucrados en su fabricación haya ganado 16 dólares la hora.

Un análisis sencillo de los cambios en el nuevo T-MEC revela que varias de sus preocupaciones, como el aumento del salario mínimo en México, así como la dureza con que se imponen las regulaciones medioambientales o la exención de aranceles para los servicios digitales, están enfocadas a la modernización de sus leyes con respecto a la promulgación original del TLCAN.

El tiempo dirá si las nuevas medidas generan los aumentos de PIB y de trabajadores que se esperan en los primeros seis años, aunque en el momento de su negociación no se pudiera predecir la pandemia que cambió la cara de la economía mundial por completo.

El T-MEC y la industria de América del Norte necesita logística infalible que respalde las necesidades de importación y exportación sin retrasarse ni detenerse, además de expertos que puedan navegar los cambios en trámites aduanales que un tratado de tan alta complejidad trae consigo.

Woodward Logistics se enorgullece de seguir abordo con sus labores logísticas y de emplear expertos para seguir y adiestrarse en los cambios que ya se han dado y se seguirán presentando a través de la cadena logística internacional sin descuidar nuestra máxima prioridad, la salud de los trabajadores esenciales que mantienen la economía en movimiento.

 

Fuentes:

Milenio Noticias (2020) ¿Qué cambios se hicieron en el T-MEC? Tomado desde https://www.milenio.com/negocios/t-mec-estos-son-los-cambios-que-se-hicieron-al-tratado-comercial

Castañeda, J. G. (2020) El T-MEC: oportunidades (y riesgos) para México

Tomado desde: https://www.nytimes.com/es/2020/01/29/espanol/opinion/acuerdo-mexico-estados-unidos.html

Forbes México (2020) ¿Qué es el T-MEC y por qué es importante para México? Tomado desde: https://www.forbes.com.mx/economia-que-es-el-t-mec-y-por-que-es-importante-para-mexico/