¿CÓMO TE PODEMOS AYUDAR?

En Woodward Group entendemos el desafío de la logística.

Select your language

Últimas noticias

Entérate de los últimos acontecimientos en el terreno de la logística

Medidas para mejorar la trazabilidad logística

El concepto general que se tiene de la trazabilidad se reduce a la capacidad de una operación logística de rastrear cada una de las cargas y paquetes que transportan, definir su estado durante el tránsito y reportar al cliente final dicho estado en tiempo real. Sin embargo, el verdadero control de trazabilidad es mucho más complejo que eso, empezando antes en la cadena de suministro. 

Al ser parte crucial de las regulaciones que potencias como la Unión Europea y los Estados Unidos exigen, se vuelve una necesidad para comerciar toda clase de productos y, adicionalmente, una buena trazabilidad es capaz de aumentar la calidad de gestión logística exponencialmente, para ahorrar en procesos y asegurar la calidad de los productos que finalmente se transportan a cada consumidor. 

Por estas razones se ha vuelto un aspecto integral conectado con la innovación tecnológica de la nueva industria 4.0, donde la transformación digital es necesaria para formar parte de los procesos industriales de clase mundial. Así pues, actualmente, el concepto de trazabilidad junta técnicas relevantes a la calidad interna y características óptimas de un producto con las que posibilitan hacer seguimiento de las condiciones logísticas en las que se transportan. 

Un buen sistema no solo incluye posicionamiento geográfico en tiempo real, sino una gestión de calidad interna, embalaje, temperatura a la que se refrigera, conteo de unidades y cualquier otra especificidad que permita a los clientes el monitoreo más minucioso posible.  

Queda claro, entonces, la importancia de gestionar efectivamente la trazabilidad de los productos que eventualmente se volverán paquetes, pero ¿cómo logramos proveer un seguimiento comprensivo y efectivo? ¿qué sistemas hace falta implementar? 

Herramientas Básicas de Trazabilidad.  

La cantidad de variables presentes desde la fabricación de un producto sea el que sea, hasta su llegada a las manos del cliente final es abrumadora. No podemos buscar un acercamiento reductivo a la hora de monitorear este proceso, es decir, conformarnos con una solución que cubra estrictamente lo requerido por las regulaciones internacionales de calidad está fuera de discusión. 

La trazabilidad es medible y es una estadística altamente competitiva, por lo que una conjunción de herramientas es la única manera de reducir esa incertidumbre causada por todas las variables en la producción y logística. A continuación, enlistamos esas técnicas y sus efectos en la cadena de suministro:  

  • Habilitar un MRP (Manual Requirements Planning): Para todas las empresas ubicadas al inicio de la cadena de suministro, ocupadas con la fabricación de los productos, un sistema MRP que se una a un ERP (Enterprise Resource Planning) general de toda su operación, es clave. Produciendo órdenes de compra y de fabricación que codifican las materias primas, materiales auxiliares y el producto final, inicia el proceso de trazabilidad de cada elemento por separado hasta formar el conjunto al ser ensamblados.
  • Sistema MES (Manufacturing Execution System): que vaya de la mano con nuestro MRP: El sistema en tiempo real como tal, que se encarga del control de producción y se centra en permitir que se registren los parámetros que, más tarde, reguladores oficiales revisarán para asegurarse que la manufactura cumple las normativas.
  • Medios de marcaje físicos: Sin estos, los sistemas digitales no tienen impacto en el producto físico y su camino por la cadena. Generando códigos de barras, marcado láser, micropercusión, Rfid y muchas opciones más, adjuntamos al embalaje o al producto mismo una etiqueta resistente que, al ser leída por los sistemas informáticos de la cadena de suministro, da toda la información necesaria sobre nuestro producto.
  • Sistemas SGA: Un Sistema de Gestión de Almacén es el último eslabón en la cadena que ayuda en la ubicación del producto dentro de centros logísticos, integrando el resto de la información recopilada por los anteriores sistemas, permitiendo preparar envíos y finalmente hacer un seguimiento geográfico. Si fuera necesario un proceso de logística inversa por una falla o inconformidad del cliente, lo especificado desde el proceso de fabricación del producto es indispensable para identificar qué podemos reciclar, a quién debe notificarse sobre las fallas mejorando el control de calidad o identificando otros productos que tengan ese mismo problema.  

3d earth and pointers

La trazabilidad no puede ser reducida a un simple dispositivo GPS, es la responsabilidad de las operaciones logísticas y manufactureras el permitir que cada consumidor, si lo necesitara, pueda rastrear su producto desde el momento en que solo era materia prima, atravesando su almacenaje y travesía como un paquete, hasta llegar a él. 

Woodward está comprometido como operación logística a la implementación de sistemas que dan tranquilidad a nuestros clientes, los cuales se conectan con la revolucionaria industria 4.0 y permiten que la cadena logística sea un camino de doble sentido, haciendo igual de fácil para el cliente final adquirir y devolver sus pedidos.  

Fuentes:  

https://ibermaticaindustria.com/blog/control-de-la-trazabilidad-de-producto/ 

https://ibermaticaindustria.com/blog/como-mejorar-la-gestion-de-trazabilidad-de-un-producto/