¿CÓMO TE PODEMOS AYUDAR?

En Woodward Group entendemos el desafío de la logística.

Select your language

Últimas noticias

Entérate de los últimos acontecimientos en el terreno de la logística

Entregas casi instantáneas: las estrategias que agilizan al e-commerce.

A principios del 2019 el mercado temblaba por el tan temido “Efecto Amazon” que ya mostraba ser culpable del cierre de algunas tiendas físicas.

Sin embargo, los recursos de los empresarios con tiendas en el negocio del “retail” se enfocaron hacia la innovación y en gran medida pudieron mitigar las pérdidas que el servicio de Amazon les creaba, especialmente a raíz del cambio de expectativas que los clientes desarrollaron gracias al gigante tecnológico.

Lo que en aquel momento preocupaba a los empresarios se siente lejano actualmente, tomando en cuenta la vertiginosa velocidad con la que el mercado cambió al mismo tiempo que los contagios de COVID-19 aumentaban. La definición de envíos rápidos, capacidad de logística inversa, bajos costos y hasta el servicio “Prime” evolucionaron exponencialmente casi de la noche a la mañana.

Ya a mitades del año pasado, las noticias de que Amazon invertía 800 millones de dólares para ampliar su infraestructura logística advertían sobre la preparación de la compañía para afrontar el futuro centrado en e-commerce, solamente que ni ellos sabían lo rápido que llegaría ese supuestamente lejano futuro.

Ahora las noticias hablan de entregas realizadas en horas, incluso en la madrugada, exclusivas para una lista de ciudades estadounidenses que cada día crece más. Urbes como Filadelfia, Phoenix, Orlando y Dallas se encuentran actualmente disfrutando de este revolucionario servicio. ¿Cuánto falta para que estas nuevas expectativas lleguen a Latinoamérica y al resto del mundo? ¿Cómo hace Amazon para aumentar cada día su promesa de velocidad? Dos estrategias concretas que exploraremos aquí no solamente dieron a Amazon su hegemonía, sino que pueden darle al resto de las tiendas una oportunidad de seguirles el paso.

Lograr la satisfacción del nuevo consumidor.

Es importante remarcar que la vanguardia logística creada en los últimos años no es exclusivamente gracias a las dos técnicas que exploraremos. El desarrollo de plataformas digitales veloces, la facilidad de pago traída por los servicios económicos digitales, el superlativo crecimiento urbano y la disponibilidad masiva del internet han, cada uno en su propia manera, cambiado los mercados y la sociedad de consumo.

La resolución de la última milla, en el tema de su velocidad en especial, vino en forma de Centros de Distribución (Cedis) que típicamente se encuentran a las afueras de las ciudades. Son menos costosos precisamente por su ubicación, además presentando tráfico fluido, pero también alejan la mercancía del comprador final encareciendo el costo logístico y, si consideramos su alta rotación de personal, se vuelven un factor crucial en la lentitud o rapidez de los pedidos.

Con esto en mente, surgieron los Centros Micro-Fulfillment y las Darkstores, que se han vuelto los más poderosos aliados en la optimización de costos. Ambos son relativamente nuevos en el mercado y pueden ser definidos como mini centros logísticos urbanos que permiten tiempos de entrega más cortos. Las dos se concentran especialmente en reducir costos de transporte y problemas en almacén, por lo que podrían ser considerados indistintos, pero cada uno tiene sus características únicas que fuerzas una decisión por parte de cada empresa que busque mejorar sus cadenas de suministro.

“Un Centro de Micro Fulfillment (CMF) es pequeño por definición, pudiendo ocupar áreas de 600 u 800m2 hasta un máximo de 3000m2” nos dice Karolina Pulido CEO de G.I. Eicom. “Habitualmente están tecnificados con automatismos (…) robots e inteligencia artificial se unen de manera muy flexible.” Así pues, permiten usar desde áreas dentro de un Cedis tradicional hasta de la misma tienda “retail”, en general casi cualquier espacio, para instalar automatismos que tengan como objetivo reducir costos de “picking” o facilitar el trabajo a colaboradores encargados de preparar los paquetes. Esto puede tener efectos casi milagrosos en la eficiencia si es aplicado correctamente, pudiendo alistar paquetes en cinco minutos y logrando que el usuario tenga el producto en sus manos con menos de una hora de espera. Por esto, la técnica se desarrolló primero en supermercados y tiendas afines, pues de ellas se espera entrega inmediata por su giro comercial, pero sus usos gradualmente están trascendiendo hacia otros tipos de empresas.

“Por otro lado, las Darkstores también son mini centros urbanos logísticos (…) Los espacios que ocupan a diferencia de los CMF son más amplios, inclusive las tiendas físicas de retail pueden optimizar sus espacios convirtiendo una parte de ellas en Darkstore” continúa Pulido, aclarando la diferencia entre los dos conceptos. Debido al distanciamiento social, muchas tiendas que no pudieron continuar la venta física realizaron este cambio, ampliando su capacidad de respuesta al crecimiento de ventas en línea.

Estos espacios pueden o no contar con automatismos, luciendo un interior muy similar a una tienda común y corriente, sin embargo, su acomodo se encuentra optimizado hacia la efectividad logística, dejando de lado cualquier enfoque estético. Precisamente por su acomodo geográfico conveniente y alta posibilidad de automatización, ambos métodos logran complementarse excelentemente con métodos de entrega alternativos como Click and Collect, Hub Lockers, Trunk Deliveries, Robots de entrega etc.

Por obvias razones no podemos esperar que tiendas regionales apliquen estos métodos con los mismos recursos que Amazon, pero saber que estas técnicas de optimización existen y son usadas por el gigante tecnológico, puede dar una ventaja crucial para todos sus competidores que busquen innovar, aunque sea desde su trinchera.