¿CÓMO TE PODEMOS AYUDAR?

En Woodward Group entendemos el desafío de la logística.

Select your language

Últimas noticias

Entérate de los últimos acontecimientos en el terreno de la logística

Efectos de congestionamiento en puertos

Si el 2020 fue un año problemático en la industria de logística y transporte, el 2021 es la secuela más grande y complicada.

A la fecha del mes de abril, se vivieron seis meses consecutivos de congestionamiento en toda la región del Oeste de EE. UU. Los récords de la crisis vivida en los puertos de California en el 2015 han sido superados en tiempo y cantidad de botes anclados. En lo que va del año, en el puerto de Los Ángeles – Long Beach, ha habido entre 28 y 37 buques esperando ser descargadas con un promedio de 8 días anclados.

En los principales puertos de México y América Latina la historia pinta igual; en el puerto Balboa de Panamá se han reportado retrasos han sido de hasta 14 días en el anclaje y descarga de buques. Del otro lado del Atlántico, tras el bloqueo del canal de Suez, toda Europa fue afectada por ello llevando a efectos secundarios en todo el mundo. Expertos afirman que aún cuando el flujo normal regrese al canal, los efectos perdurarán.

Las razones detrás de la situación, con excepción de lo sucedido en el canal de Suez, son numerosas pero similares de puerto en puerto. De un lado está el hecho de que, debido al confinamiento social, el comercio electrónico ha aumentado considerablemente. A esta alta demanda se le suma una limitada mano de obra. Tan solo en la primera semana de febrero mil trabajadores de puertos de California dieron positivo a la prueba de COVID-19. Mientras no se vacune a todos los trabajadores, no se puede trabajar al mismo ritmo del 2019.

Algunos países cuentan con esquemas de vacunación avanzados, otros prevén acabar dicho proceso hasta el 2022 o el 2023 en el peor de los casos. Sea como sea, menos trabajadores trabajando más buques es una fórmula desafortunada para la economía. Puertos optimizados para 10 a 20 buques hoy manejan hasta 30 con menor personal. Retrasos derivados de esta situación reduce la disponibilidad de productos altamente demandados incrementando su precio en el mercado. De igual manera, el periodo de inactividad de un buque en espera solo aumenta los costos operativos.

Según la consultora Drewry, aumentos en la inflación y desabasto de productos se deben principalmente al boom del e-commerce, congestionamiento en cadenas de suministro y puertos y cancelamiento de embarques. Los cuellos de botella han sido intensos; los productos que el mercado demanda existen, pero ha sido muy complicado llevarlos a los consumidores dadas las circunstancias.

Es claro que el comercio internacional no se va a detener para resolver la situación, la economía tiene que seguir. Algunas soluciones han sido reducir el número de paradas de los barcos y modificar su destino a puertos con mayor disponibilidad pero esto no resuelve la pérdida de eficiencia del todo. Actualmente la industria está trabajando duro en soluciones a largo plazo para mejorar la infraestructura y hacer modificaciones a la cadena de suministro. Esto para resolver en el futuro los problemas de eficiencia y capacidad del presente. Mientras estas soluciones se ponen en marcha, se necesita paciencia y esperar que los esquemas de vacunación sean efectivos y más trabajadores puedan volver a los puertos. El panorama va a mejorar, solo se necesita tiempo

Para más noticias, artículos y blogs sobre todo lo relacionado a logística, transporte y asuntos aduanales, estate al tanto de nuestra página y redes sociales. En Woodward tenemos más de 80 años trabajando en logística nacional e internacional, siempre a la vanguardia de las nuevas tecnologías y tendencias de la industria.